¡que sigan trabajando!

Siete vidas de un zorrino

Publicado: 2018-08-26

Hace unos años y ante la amenaza de una demanda el congresista Becerril tuvo que pedir disculpas por propalar una foto trucada en la que nos tildaba de “terruKos” a algunos amigos y también a miembros de mi familia. Esa fue la primera de una larga cadena de memes y fotos falsas con las que los esbirros del fujimorismo y sus aliados nos atacaban. Esa campaña nunca cesó, se llegó a descubrir que muchos de esas infames gráficas provenían de algunos trabajadores del propio Congreso devenidos activos “fujitrolls” pagados con plata de todos los peruanos. Hace pocos días volvió a ser emitida una foto trucada que agravia a la congresista Marisa Glave y a Verónika Mendoza, entiendo que una demanda está en marcha, pero eso seguramente, no detendrá la infame práctica del “terruKeo” y la difamación.  

Quien sí tiene clara las cosas respecto a ese “estilo” agresivo, difamador y hasta matonesco de “hacer política” por parte de Becerriles y similares, es el periodista Gustavo Gorriti. Con una actitud digna de un monje zen no quiso responder a las diatribas de Becerril y más bien ensayó una curiosa reflexión: “¿Tú demandarías a un zorrino por hacer lo que hace el zorrino, por esparcir su pestilencia? El zorrino actúa como tal. Ahí está Becerril, en lo suyo. (…) Más que una trayectoria, tiene un prontuario”

Ciertamente, este congresista es más conocido por sus ataques y exabruptos que por algún proyecto de ley o temas de interés público que haya logrado presentar. Tiene acusaciones y testimonios que lo sindican como el jefe de una banda de matones al servicio de la empresa Pomalca, encargados de amedrentar y atacar a los trabajadores sindicalizados de dicha empresa azucarera ubicada en Lambayeque. Se le acusa también de un caso similar con otra banda llamada los “Wachiturros de Tumán”. Así mismo, se le abrió investigación a su hermano Wilfredo Becerril por el asesinato del vicepresidente regional de Amazonas.

Este congresista que ha sido vocero de Fuerza Popular, tiene acusación de la procuraduría anticorrupción por tráfico de influencias y es protagonista también de los audios de la vergüenza, para despecho de su colega Luz Salgado, recordada por ser la última presidenta del Congreso fujimontesinista, protagonista de un ‘vladivideo’ donde participó Alberto Kouri y el ex asesor presidencial Montesinos, siendo vacada por infracción a la Constitución en el año 2000.

Sin embargo, pese a denuncias, acusaciones y un sinfín de cuestionamientos, como ocurría en los noventas, Becerril es blindado por la mayoría fujimorista en contubernio con sus aliados de siempre y otros ocasionales. Ni la inefable Comisión de Ética, ni la Comisión de acusaciones constitucionales mueve un dedo para investigarlo con celeridad y acusarlo efectivamente.

A este blindaje se suma el fiscal de la nación –que no debiera ser- Pedro Chávarry quien al parecer encarpetó la denuncia penal del procurador anticorrupción Amado Enco en contra de Héctor Becerril por tráfico de influencias. Mientras esa denuncia es fondeada por la fiscalía de Chávarry, la Procuraduría espera llevarla directamente al Congreso y ya sabemos lo que pasará: lo volverán a blindar. Y es que toda iniciativa de justicia y reforma que llegue al Congreso dominado por el fujimorismo, será rechazada.

La impunidad se exhibe también como una muestra de poder. Es un tétrico mensaje para las víctimas y para la sociedad: “Aquí mandamos nosotros”. Recordemos al fiscal José Domingo Pérez siendo amedrentado por una envalentonada Luz Salgado grabándolo con su celular: “No sabes con quienes te metes”. O al mismo fiscal siendo reprendido por su ex jefe el fiscal Pablo Sánchez: “No sabes con quiénes te estás metiendo”. ¿Será que los peruanos realmente no sabemos con quiénes nos hemos metido? ¿Serán tan omnipotentes estas redes mafiosas?

Pero recuerdo también la fuga de Montesinos en un velero, a Fujimori renunciando con un cobarde fax y a miles de peruanos tomando las calles en todo el país. Cuando el Perú se los sacuda, ellos sabrán con quiénes se han metido.


Escrito por

Jorge Millones

Trovador y productor. Aficionado a la filosofía y las ciencias sociales.


Publicado en

Cascabel: Textos, imágenes y sonidos para el cambio.

Blog para compartir reflexiones que acicateen el pensamiento crítico y circular información solidaria e inflamable.