Ojo con el proceso disciplinario

foto de miguelcha guitierrez

¡CÓMO NO TE VOY A QUERER!

Publicado: 2018-07-21

Banderas negras de luto por la corrupción desfilaron el último jueves 19 de julio. La ciudadanía salió a las calles multitudinariamente para expresar su asco e indignación por la miasma inmoral que se desparrama desde el Poder Judicial al Congreso. Pasada ya la fiebre “mundialera”, muchas de las consignas que alentaron a la selección sirvieron para fustigar a la Señora K, al Señor A.G. y muchos personajes de baja estofa que devinieron congresistas por obra y gracia de la política del táper. En un mes especial en el que no solo se conmemora la proclama independentista, recordamos el espíritu combativo del maestro Manuel Gonzáles Prada a 100 años de su muerte, quien se enfrentó a esa casta corrupta que nos hizo perder la Guerra del Pacífico. Y también 41 años del gran paro del 19 de julio 1977 que puso contra las cuerdas a la dictadura de Francisco Morales Bermúdez, dando paso al proceso Constituyente de 1979 y a una nueva etapa histórica en el Perú. 

CHILLIDOS

Más allá de los análisis políticos que hay que hacer, el último mensaje de la “Sra. K” podría calificar como un síntoma de cinismo sociópata. En medio de esta crisis que la señala por todos lados, ella se dirige al país para desmarcarse de sus responsabilidades. “Conmigo no es”, pretende decirnos, se victimiza y a la vez da ultimátum al gobierno. Llama a “luchar contra la corrupción” cuando tiene la soga al cuello y el país entero está indignado por el modus operandi de su gente. Y su mal ejemplo, es reproducido por sus seguidores, como su operador Becerril, que encarna perfectamente el espíritu y las “virtudes” del neofujimorismo. Todo lo señala, pero él se niega y berrea “a mí no me van a amedrentar” pechando al Perú entero.

Ni qué decir de sus bocinas mediáticas, como aquel jactancioso y matón “comunicador” cuya única virtud es despacharse contra todo aquel que critique el modelo fujimorista y que ahora niega sus vínculos con el sospechosamente próspero “empresario” fujimorista Camayo de Iza Motors. O como la otra señora K, que fungía de actriz y se atrevió a llamar corruptos a los miles de ciudadanos que se movilizaron contra la mafia y el legado de su jefa.

Estamos frente a personalidades egodistónicas, incapaces de darse cuenta por sí mismos que sus creencias y valores van en contra de su propia constitución como seres humanos, contra la propia dignidad y -obviamente- el respeto a los demás. La ridícula elucubración de llamar a los audios presentados por el IDL “golpe de Estado caviar” y anunciar una persecución en su contra, expresa no solamente la incapacidad de asumir sus responsabilidades trasladándolas a sus víctimas (la sociedad peruana), sino, la sinvergüencería de acusar a quienes han dejado en evidencia que son parte de una maquinaria mafiosa a gran escala.

En todo esto, llama poderosamente la atención cómo el sector empresarial más poderoso guarda silencio o participa a través de sus medios de esta ola de críticas al fujimorismo y sus aliados. ¿Será que los grupos de poder ya están pensando en un recambio político? ¿Será que se cansaron de las luchas intestinas del fujimorismo y de sus permanentes escándalos? ¿Será que ya encontraron mejores operadores políticos que representen sus intereses económicos y de clase?

AUSENCIAS

¿Y qué será de Julio Guzmán o Alfredo Barnechea en estos momentos en los que el Perú nos necesita a todos? ¿Los favorecerán mágicamente las encuestadoras que cotizan bien las ausencias cuando las papas queman? ¿Con calculadora en mano estarán evaluando si se comen o no el chicharrón de salir a las calles codo a codo con el pueblo? ¿O prefieren mirar desde el extranjero el desarrollo de los acontecimientos esperando el momento propicio para intervenir? ¡Legitimidad señores! El pueblo sabrá recordar a quiénes asumieron el desafío de exigir en las calles que la corrupción caiga.

Las mafias y los lobbies no se quedaron mirando como los audios los dejaban al descubierto. Contraatacaron con la asunción de un nuevo Fiscal de la nación funcional a sus intereses. Por otro lado, el gobierno nombró a Vicente Zeballos como el nuevo ministro de Justicia, para escándalo y molestia del fujimorismo. El tira y afloja continuará sumiendo al país en una crisis política.

Toda crisis desestabiliza generando incertidumbre, pero abre también fisuras por donde atisban oportunidades. Asoma una oportunidad para refundar el país, para iniciar un dialogo nacional de todas las fuerzas democráticas y populares. Para cuestionar el modelo y establecer un nuevo pacto social, en el que los más pobres no sean invitados de piedra.

Se inicia una jornada de lucha que se hará más intensa, la ciudadanía debe estar presente en todos los frentes de lucha, en las regiones y sus organizaciones sociales, en las instituciones, en las redes, en las calles, en los medios, en los barrios y comunidades. Sin luchas no hay victorias.


FUENTE: diariouno,pe


Escrito por

Jorge Millones

Trovador y productor. Aficionado a la filosofía y las ciencias sociales.


Publicado en

Cascabel: Textos, imágenes y sonidos para el cambio.

Blog para compartir reflexiones que acicateen el pensamiento crítico y circular información solidaria e inflamable.