se fue con Komplicidad

Tesis 11

Ineludible

Publicado: 2018-05-03

Tréveris, la ciudad que vio nacer a Karl Marx hace 200 años celebra hoy su cumpleaños por todo lo alto. La conmemoración va desde simposios, recitales, muestras de arte, ceremonias oficiales y hasta estatua de bronce en plaza pública. Quién lo diría, hasta unos años esta ciudad renana de mayoría católica que siempre escamoteó la figura de su hijo más ilustre, ahora se prepara para rendirle homenajes. 

En toda Alemania celebran diversos sectores de la sociedad, universidades, gobiernos locales, partidos de izquierda, colectivos de la sociedad civil, etc. En Londres, ciudad en donde está enterrado se organizan eventos similares. En Francia, donde lo persiguieron y expulsaron también hay celebraciones. Europa y el mundo se preparan para conmemorar al atrevido que arrancó imperdonablemente el ropaje de la injusticia y señaló esa desnudez como “lucha de clases”.

Es irónico pero el hombre que alguna vez comparó las religiones con el opio del pueblo, fue seguido religiosamente por muchos y fue objeto del culto a la personalidad. En su nombre se crearon partidos y movimientos revolucionarios, inspiro sediciones y hasta influyó en muchos liberales que lo consideran un filósofo y economista ineludible.

Hay cierto rasgo “crístico” en la vida de Marx, cierto olor a vía crucis. Una vida de sufrimiento y dolor, de persecución, resistencia y necesidad. Sin embargo, una vida entregada también a la pasión política, a la agitación y a la investigación. A su lado, su fiel amigo Engels conservaría y continuaría su obra, un legado que es revisitado por la academia y que cada cierto tiempo aparece cual fantasma para hacer sonar las cadenas de las grandes mayorías y recordarnos impertinentemente el horroroso costo del progreso.

Liberales como Popper o Berlin pasaron muchas noches sin dormir para poder responderle a Marx, igualmente los padres del neoliberalismo en Viena y Chicago, pero su necio legado se viralizó por todo el s. XX. Y a pesar que la historia la cuentan los vencedores, sigue regresando.

Ojalá caduque algún día este Marx. Significaría que, por fin, vencieron los vencidos.

FUENTE: larepublica.pe


Escrito por

Jorge Millones

Trovador y productor. Aficionado a la filosofía y las ciencias sociales.


Publicado en

Cascabel: Textos, imágenes y sonidos para el cambio.

Blog para compartir reflexiones que acicateen el pensamiento crítico y circular información solidaria e inflamable.